30 julio 2006

LOS ALCALDES SIN COLA

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
LAS PIEZAS DEL PUZZLE
Los alcaldes sin cola


«El universo es un lugar extraño. Nos estrujamos las meninges desarrollando teorías, ecuaciones y sistemas. ¿Y a dónde nos conducen?... La verdad es el lagarto: deja su cola en nuestros dedos y se marcha, sabiendo muy bien que le crecerá otra, enseguida». La cita (¿lo recuerdan?) pertenece a Chris Stevens, aquel joven indio interpretado por el guapito tripón de John Corbett que soñaba con ser director de cine desde la K-OSO, la emisora de la mítica serie de televisión Doctor en Alaska. La única verdad está en esa carrera del lagarto que obsequia generoso a los niños con su cola hasta que se aburran.
Esa huida hacia delante que emprende el victorioso lagarto me recuerda la que han iniciado muchos responsables municipales en los últimos meses después de que, en cualquier tirón travieso, les hayan arrancado de cuajo la cola andalucista o izquierdista. Me refiero a todos esos alcaldes y concejales de ideología mulata que creen que lo único importante de una cola es que te vuelva a crecer, y que, por ello, están dispuestos a concurrir a las urnas en menos de un año bajo las siglas del PSOE, el partido al que culparon en 2003 de todos los desmanes habidos y por haber para llegar al poder.
Hablo de alcaldes sin cola como el de Cabezas Rubias, Esteban Naranjo; como la de Cortelazor, Ana González García, como el de El Cerro de Andévalo, Herófito Rodríguez, como el de Jabugo, José Luis Ramos, como el de La Nava, Francisco Fernández Jaramago; como el de Trigueros, Cristóbal Romero; o como la de Encinasola, Reyes Márquez, la última en preparar su desembarco en la casa común siguiendo los pasos del aracenense Manolo Guerra y después de unos cuantos años en Izquierda Unida, una coalición que no hace tanto tiempo se vislumbraba como la única alternativa a los socialistas en la comarca de la Sierra y a la que sólo le queda ya por aquellos lares el templario Antonio Marín en Cortegana, en la confianza de que la justicia no cometa la barbaridad de condenarlo por aquella vergonzante manifestación contra los gitanos de Las Eritas.
Hablo, por tanto, de siete alcaldes siete que habría que multiplicar por no sé cuántos concejales a los que el PSOE de Huelva —contra la voluntad de casi todas las agrupaciones locales del partido afectadas— les ha abierto de par en par sus puertas para que vayan la próxima primavera dentro de sus listas, en la mayoría de los casos al frente de las mismas. Porque lo realmente suicida en la vida de un lagarto político es pasearse por ahí sin una buena cola que mover a la izquierda o a la derecha y con la que dar la impresión de ser mucho más que el resto de lagartijas. Una buena cola de la que poderse desprender llegado el momento de poner pies en polvorosa, como hacen los verdaderos lagartos, claro...
Habría que echar cuentas y ver qué cantidad de dinero del Estado, de la Junta y de la Diputación (o sea, cuánto dinero tuyo y mío) se gastan los socialistas en asegurarse por la vía de los hechos aquellas alcaldías que no han sido capaces de ganar por la vía de las urnas. Cuánto no costó Aracena y cuánto nos costará extirpar el andalucismo piscinero de Miguel Romero. Lo demás son teorías, ecuaciones y sistemas sin desarrollo posible.
DIFÍCIL DE ENCAJAR
Maniqueísmo pancartero
Sabía que Luciano Gómez el de la UGT no iba a fallarnos y que el guante (que no guantazo) que le lancé la semana pasada me lo devolvería como corresponde. Ayer se publicaba una de sus tribunas pancarteras con la que trataba de aclarar que sus críticas de hace ya unos cuantos días a la profesión del candidato oficioso de la Mesa de la Ría, José Pablo Vázquez Hierro, en absoluto menoscaban la figura de Manuela Parralo, aunque ésta esté casada con un arquitecto que acaba de demostrar fehacientemente que lo mismo vale para dar forma a los pelotazos del PP en Gibraleón que para cambiar cuatro comas de sitio y devolverle al Ayuntamiento de Juan Serrato y Esperanza Ruiz cuatro millones de euros apoquinados por la derecha. Luciano viene a decirnos que no por ser arquitecto se es un golfo redomado, sino que los hay buenos y malos y que el ex decano del Colegio es el peor, explicación más que suficiente para los que mantengan una visión maniqueísta de la política. Pero lo mejor de todo es esa afirmación de que «Manuela Parralo, y no es pasión de amigo, se está destacando por ser una política que consensua y acuerda con los diversos agentes sociales (sic)». Manuela, la verdadera princesa... ¡de la concertación social!
Locuras ayamontinas
La noticia simpática de la semana ha sido la iniciativa de Emilio Lechuga, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ayamonte, de pedir que el alcalde de la ciudad, el socialista Rafael González, se someta a un estudio psiquiátrico completo por parte de la Seguridad Social para que sean los especialistas los que determinen si está o no suficientemente capacitado para presidir una corporación democrática. A fin de justificar su moción, Lechuga ha asegurado que hace dos años el regidor dijo en un programa de televisión que él hablaba de vez en cuando con el Padre Jesús de la Villa y que éste le contestaba: «Sigue como vas, Rafael, que lo estás haciendo muy bien». El PSOE, que gobierna con mayoría absoluta la ciudad, no ha estimado conveniente que se acredite la aptitud del primer edil para defender el interés general de los ayamontinos, pero esta iniciativa popular resulta tan pintoresca que la noticia ha tenido su cierto recorrido a nivel nacional, agrandándose así aún más la leyenda que pesa sobre este alcalde costero que, desde luego, algo bueno tiene que tener para seguir arrasando electoralmente pese a todos los rumores. En diez meses tiene la reválida. Y, según las encuestas, lo verdaderamente de locos es soñar con quitarle la Alcaldía.
PIEZAS PERDIDAS

1) Encontrado en internet: «Manuel Martín, ex concejal y ex militante socialista, ha sido tocado por simpatizantes del PP para que sea candidato a la Alcaldía en Niebla bajo estas siglas. En los últimos días se han intensificado los contactos para que Martín decida si está dispuesto a dar el paso y encabezar así una nueva lista renovada y con aires juveniles por parte del Partido Popular iliplense».

2) ¿Qué cabeza de cartel electoral onubense se quejaba entre risas semanas atrás ante sus colaboradores más directos del «rollazo» que iba a significarle el tener que memorizarse todos los distritos y demarcaciones de la capital o conocer a los representantes de todas las asociaciones locales para cogerle el pulso a Huelva?
3) Último SMS: «Peaso xiringuito van a montar aqí los d Ciudarreal, pa setiembre».
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 30 de julio de 2006

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Estimado amigo Manuel, en primer lugar felicitarte por tus artículos y comentarios que nos ayudan a desentrañar mucho mejor el fondo de la política provincial onubense.
El objeto del siguiente post es comentarte los movientos que se producen en Ayamonte y que giran sobre la dcandidatura municipal que pueda presentar el PSOE en esta localidad. Bien es sabido que el actual alcade, Rafael, (aún nos preguntamos si lo dice siempre con la boca pequeña o no) ha dicho en numerosas ocasiones que tal vez haya llegado el momento del relevo. En esta misma sintonía se encuentran importantes y significados militantes, simpatizantes del PSOE, gran parte de la militancia y algún que otro personaje de cierta relevancia social en Ayamonte, que opinan que el ciclo del bueno de Rafael ha concluido, y que sus proyectos empiezan a dar avisos de estar claramente agotados. Señales de ésto?: Una alarmante falta de seguridad ciudadana, (a los últimos hechos nos remitimos), y determinadas decisiones bastantes controvertidas y sobre todo la imagen ofrecida últimamente por el edil (conversaciones e iluminaciones divinas, participaciones en carreras de burros, etc...), que apostillan cierta pérdida del norte político y un populismo extremo que empieza a volverse en su contra.
Alternativas?. Estas personas manejan una posible lista electoral en la que se incluirian Simón Ruiz, militante y director del colegio Galdámez, Manuel Alfonso, hombre proviniente del mundo sindical y de buenos amigos entre antiguos dirigentes socialistas, Angustias Rodriguez, prestigiosa abogada de la localidad, Paco Blazquez, pregonero de la Semana Santa y hombre bastante bien vistoen estos círculos, así como posibles inclusiones provenientes del mundo asociativo de Ayamonte, entre los que se rumorea, una antigua componente de la Comisión de Fiestas del Salvador de ñla Villa, miembros de una Asociación de Drogodependencias de la localidad y algún conocido miembro de la Asociación de vecinos de Punta del Moral.
¿Que quien encabezaría?. Parece que los ideólogos de este cambio bendicen como cabeza de cartel al actual Secretario Local, Antonio Castillo, quien en los dos últimos años ha mantenido acercamientos y contactos con diferentes asociaciones y colectivos de la localidad, gustaneo especialmente su talante y su predisposición a la solución de problemas. Lo que no sabe a dia de hoy quien te escribe es si dicho Secretario Local estaría por la labor de encabezar este movimiento. Como puedes ver no todo está tranquilo. Que pensará J.B. de todo ésto?. Todos sabemos que en el PSOE de Huelva hay una única cabeza que dispone y manda.

09 agosto, 2006 17:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal