07 julio 2006

Segunda entrevista

Nueva entrevista de perfil bajo de la candidata del PSOE a la Alcaldía de Huelva, Manuela Parralo. Si primero fue en el Odiel, ahora tocaba en El País. Lo mejor lo deja para el final la verdadera princesa de la política onubense, cuando niega que una derrota suya ante el popular Pedro Rodríguez en la cita con las urnas de 2007 pueda considerarse un «fracaso». No le aprieta sin embargo las tuercas el periodista, que parece conformarse con la apostilla de que la primera mujer que optará a presidir el Ayuntamiento de la capital en toda su Historia ni siquiera se plantea la posibilidad de salir volando por las fuerzas huracanadas a las que ya nos tiene electoralmente acostumbrados el presidente provincial del PP de Huelva. Pero si no contempla un mal resultado, ¿cómo es que a bote pronto concluye que no fracasará pase lo que pase, gane o pierda, gobierne o no? ¿Tan asumido tiene que encarna una apuesta a medio plazo de la dirección socialista onubense y andaluza? Aparte: ¿por qué se siente segurísima de que, al igual que Pepe Juan Díaz Trillo, dispondrá de un segundo cartucho en 2011? Imaginen por un momento que Parralo termina empeorando los discretos resultados del portavoz municipal socialista en 2003. Ya sé que es algo que descarta prácticamente todo el mundo, pero ¿por qué no va a pasar? Quisiera yo ver entonces las reacciones y los movimientos que se podrían desatar en el seno de las agrupaciones socialistas de la capital, porque es absolutamente falso que estén a partir un piñón con esta candidata de la minoría por mucho que ella vaya diciendo por ahí —en los periódicos cuya línea editorial comparte, claro— que las bases también han entendido que «se necesitaba un cambio». Pero vayamos al grano: realmente, ¿no sería un verdadero fracaso para los socialistas que el Partido Popular retuviera la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Huelva después de haber recuperado el Gobierno de la Nación en 2004 con Rodríguez Zapatero y cuando también dominan la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial? ¿Podrá terminar convirtiéndose en excusa el acicate que tendría que ser el cambio en el cartel electoral si definitivamente los votantes se decantan por otros cuatro años de este urbanismo insostenible contra el que Chaves, con su tostado marbellí, ha venido a pontificar ante los suyos el pasado fin de semana? Es muy triste que la opción Parralo se asiente en la convicción de que dentro de cinco años Perico no volverá a presentarse como alcalde. Y que ella lo tenga tan asumido, más.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 8 de julio de 2006

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal