25 junio 2006

EL PRINCIPITO Y LA CANDIDATA ENCAJADA

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
LAS PIEZAS DEL PUZZLE
El Principito y la candidata encajada
«—¡Por favor... Píntame un cordero!». Con este ruego, el Principito de Antoine de Saint-Exupery despertaba de un respingo a aquel desgraciado piloto que, un día antes, había tenido que aterrizar en medio del Sáhara por culpa del motor averiado de su avioneta, «a unas mil millas de distancia del lugar habitado más próximo».
Imaginemos que quien anda perdido en un desierto político es el secretario general del PSOE de Huelva, Javier Barrero, con serias dificultades para remontar el vuelo en Huelva en las elecciones municipales de 2007. El Principito sería el líder de los socialistas andaluces, Manuel Chaves, exigente en su capricho de que le pinten un candidato ganador para arrebatarle una capital de provincia al PP.
El piloto Barrero lleva años sin dibujar, porque «las personas grandes me desanimaron de mi carrera de pintor», de modo que, entre la estupefacción y la desgana, dibuja un primer corderito (Pepe Juan Díaz Trillo) que no convence al joven monarca: «¡No! Este cordero está ya muy enfermo. Haz otro».
Barrero opta entonces por unos trazos menos desvalidos, por un auténtico animal político, con ambiciones para dejarse la piel en la lucha por la Alcaldía con Pedro Rodríguez. Así, dibuja a Cinta Castillo. Chaves «sonríe dulcemente, con indulgencia:
—¿Ves? Esto no es un candidato, es una parlamentaria y, a la vez, una senadora…».
Escamado, el piloto del PSOE onubense asume las críticas y trata de esmerarse en pintar un cordero de ley, incuestionable en su condición de candidato para unas municipales. Tira de manual y acentúa a conciencia los rasgos de veteranía del consejero Isaías Pérez Saldaña, hasta el punto de que el Principito descarta finalmente la opción porque «éste es demasiado viejo. Quiero un cordero que viva mucho tiempo».
Barrero entiende entonces que lo que le está exigiendo el presidente de la Junta es imposible; que de sus manos no puede salir un ejemplar mejor que Perico para optar a los premios de la gran feria del ganado político. Entonces, «falto ya de paciencia y deseoso de comenzar a desmontar el motor, garabateé rápidamente este dibujo, se lo enseñé, y le agregué:
—Ésta es la caja. El cordero que quieres está adentro».
En efecto, a este último animalito lo mete el líder del PSOE de Huelva en una especie de amplio ataúd con respiraderos, donde cabe toda una lista, y en el que la vicepresidenta de la Diputación, Manuela Parralo, teme quedarse encerrada si Rodri vuelve a desatar un huracán...
Tal vez por eso Chaves, tras dar su visto bueno al socorrido dibujito, lo primero que le pregunta a Barrero es:
«—¿Crees que sea necesaria mucha hierba para este cordero?
—¿Por qué?
—Porque en mi casa es todo tan pequeño…
—Alcanzará seguramente. Te he dibujado un cordero bien pequeño.
—¡Bueno, no tan pequeño…!»
Los primeros problemas con la candidata del PSOE surgirán si el PP gana por mayoría absoluta. Nadie se imagina a Parralo dando caña durante cuatro largos años desde la oposición, pero tampoco son muchos los que la ven llevando las riendas de la Diputación o de una Consejería. Pero no es tan pequeña; y de la caja saldrá pronto.

DIFÍCIL DE ENCAJAR
Los restantes alcaldables

Quedan por proclamar dos candidatos para las elecciones de 2007 en la capital tras la confirmación oficial de que Pedro Rodríguez (PP), Manuela Parralo (PSOE) y José Luis López Peña Güito (Los Verdes) lucharán por la Alcaldía. La gran incógnita a resolver es quién será el cabeza del cartel andalucista, aunque muy probablemente no se podrá conocer su nombre hasta después del verano. La idea del líder provincial del PA, el almonteño Ernesto Abel Herrera, es la de buscar una «solución de consenso» en el seno de la organización. En este sentido, hace unos cuantos meses se especuló con la posibilidad de rentabilizar en la capital el acta de diputado de Miguel Romero en el Parlamento de Andalucía, pero el ex alcalde de Cartaya no está por la labor ni de pasearse por la provincia durante la próxima cita con la urnas (si excluimos el referéndum estatutario). El candidato de IU está clarísimo: prácticamente desde el mismo momento en que Manolo Rodríguez cayó en desgracia, se sabe que al frente de la lista estará al coordinador provincial, Pedro Jiménez. El morbo está en saber quién será su número dos. Paritariamente, la lucha la librarán María Villaverde y Loli Muñoz, la bollullera que está haciendo méritos con el respaldo de CCOO.

El efecto Esperanza

Después de que se haya hecho oficiosa esta semana por boca de Pepe Cejudo la vuelta del cimarrón Juan Serrato al redil socialista –la noticia languidecerá durante este caluroso verano–, todas las miradas se dirigen a la concejal tránsfuga del PP, Esperanza Ruiz, cuyo concurso electoral en los próximos comicios sería determinante. Ya la semana pasada les hablábamos aquí de una encuesta realizada por el PSOE-A que les ha cargado de optimismo. Pese al desgaste de la moción de censura, creen que tienen a tiro la mayoría absoluta con este alcalde. En el sondeo se ha visto que la gente sigue identificando claramente a Serrato con la marca PSOE y, lo que es más importante, una mayoría de olontenses sigue vinculando a Espe con la marca PP. ¿Cuántos votos podría arrebatarle la ex secretaria provincial de los populares onubenses a Gómez Cueli si consigue rodearse de una veintena de amigos y simpatizantes? Recuerden que ella sigue llevando las políticas sociales en el Consistorio, que eso da votos y que con apenas 200 papeletas el PP pierde el noveno concejal. O sea: que lo más probable es que el PSOE sueñe con que ésta se presente y no saque su acta... Que se prepare para nuevas presiones.

PIEZAS PERDIDAS
1) Ojo con lo que pasa con el PSOE en el Ayuntamiento de Bollullos, porque Mariola Ramos era la que imponía la sensatez en el equipo de gobierno de Carlos Sánchez, de la gente imprescindible por su coco. Y ojo, sobre todo, con lo que pueda soltar por esa boquita la concejal: de entrada, ya le ha imputado en el último pleno municipal un delito de prevaricación al asegurar que el alcalde había ordenado a la Policía Local que se le quitaran multas a familiares suyos. Y eso debe constar en acta.

2) ¿Quiénes están fomentando las malintencionadas apuestas sobre la continuidad o la marcha de la familia Pérez Viguera de la candidatura electoral del popular Pedro Rodríguez?

3) ¿Se empadronarán más socialistas aljaraqueños en Huelva capital, ya sea para ir en la lista o para respaldar con su voto a Parralo? Sonríen Juan Manuel Orta y David Toscano...
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 25 de junio de 2006

Etiquetas: , , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal