23 junio 2006

El decálogo

Un amigo –o amiga– que visita de vez en cuando mi blog me enumera algunas razones que justifican la elección de Manuela Parralo como candidata del PSOE en Huelva. Se las resumo por su interés: «1) Es amiga personal de J.B., Arreciado, Garzón, Aburto y Montaner. En reuniones familiares privadas, fueron quienes la animaron y avalaron para entrar en política y el barrerismo se caracteriza por moverse en un círculo muy cerrado de personas. 2) Su marido desde hace años ha estado muy bien relacionado con la calle La Palma a nivel personal y profesional, pero no en el político. 3) Carece de experiencia y de liderazgo para convertirse, por ahora, en un contrapoder interno. Así, Barrero y Cejudo ganan tiempo en una carrera que ellos saben que se acerca a su fin. 4) Supone la puesta en valor de la inversión política realizada desde que fue nombrada miembro del consejo de la Universidad, siendo Montaner presidente, allá por 2002 como primer paso de una carrera desarrollada no desde la militancia de base, sino desde arriba y a medida. 5) Parralo, a fecha de hoy, no es nadie dentro del PSOE. En los últimos cuatro años nunca ha subido a la tribuna en las asambleas locales. 6) Su papel en el Ayuntamiento ha sido discretísimo. ¿Cuántas mociones ha defendido de todas las presentadas por el grupo socialista en esta legislatura? Todo con la intención de mantener su imagen impoluta.7) Es fácil defender su elección: es mujer, su imagen pública no está salpicada por asuntos espinosos –para eso le dejaron Cultura en la Diputación–, aparenta ser una renovación en el PSOE para una ciudad que necesita renovación (ésta va a ser la idea-fuerza de la campaña), supuestamente ganará votos en ciertos sectores del centro-derecha (¿cuántos perderá por la izquierda?)… 8) Durante estos años se ha impedido que haya alternativas: a Pepe Fernández lo dejan que se queme disciplinadamente en denuncias de temas escabrosos, a Mª J. Rodríguez la sacan de la política municipal, no se recurre a posibles fichajes externos, García-Arreciado mantiene una enemistad política evidente con el aparato y sería un enorme peligro para la mesa camilla, Cinta Castillo es demasiado lista para embarcarse en una guerra que no es la suya... 9) Para evitar las críticas, se ha tenido a la militancia al margen de todo el nombramiento, incluso se ha negado la información a la ejecutiva local que se enterado por la prensa de la decisión tomada en un despacho unos pocos. 10) Barrero, después de que Chaves intentara meterle el dedo en el ojo con la candidatura de Saldaña, da muestras de seguir vivo y con capacidad de renovar el plantel». Agradézcanselo a mi anónimo.

Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 23 de junio de 2006

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal