03 julio 2006

UNA MARÍA ANTONIETA DE VERDAD

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
LAS PIEZAS DEL PUZZLE
Una María Antonieta de verdad


Como en el cuento de Andersen, esta semana hemos descubierto de la forma más inopinada quién es la verdadera princesa de la política onubense. ¿No se acuerdan? Érase un príncipe que buscaba una princesa de verdad, porque ya se sabe que las de sangre azul escasean. El príncipe viajó por todo el mundo, pero terminó regresando a palacio, triste y apesadumbrado, porque ninguna daba la talla real.
Una noche de tormenta, alguien llamó a la puerta del castillo. Bajó el rey en persona para ver quién era. En el umbral apareció una desgraciada a la que el agua le chorreaba por el vestido y el cabello, le entraba por los zapatos y le salía por los talones... Sin embargo, afirmaba que era una princesa de verdad, y exigía ser hospedada con la calidad de su rango.
«Esto lo averiguo yo enseguida», pensó la anciana reina. Así que se metió en el dormitorio de invitados –donde la extraña pasaría la noche–, quitó toda la ropa de la cama y encima del somier puso una judía sobre la que colocó 20 colchones y, encima de los 20 colchones, 20 edredones de lana.
Por la mañana, la regente le preguntó a la joven qué tal había dormido: «¡Oh, terriblemente mal! Apenas pude cerrar los ojos en toda la noche. ¡Vaya usted a saber lo que había en esa cama! Me acosté sobre algo tan duro que amanecí llena de cardenales por todas partes. ¡Fue sencillamente horrible!».
Cuenta Andersen, desde hace siglo y medio, que así pudieron comprobar todos –para alegría del heredero– que se trataba realmente de una princesa, ya que sólo una auténtica princesa podía tener una piel tan delicada como para notar la presencia de una judía a través de 20 colchones y 20 edredones.
A Manuela Parralo, la candidata del PSOE a las municipales de 2007, no hay tampoco quien la gane en hiperestesia. Un diario relata una mañana que se ha tenido que empadronar en el Ayuntamiento porque reside habitualmente en una de las urbanizaciones más lujosas de Aljaraque, ¡y es que ya no puede pegar ojo la pobrecilla!
«Compañero, no tengo nada contra ti, pero no comparto la línea editorial de EL MUNDO y no hago más declaraciones», le soltó este miércoles la aspirante al trono de Perico a un redactor de esta casa. Ni con todos los colchones televisivos, radiofónicos y escritos de que dispone en Huelva, ni con la veintena de edredones con la que la tapa a diario el partido, Parralo se siente informativamente cómoda. Carne de trono, como María Antonieta, a la que miren cómo el pueblo francés le aplaudió los doseles...
Piénsenlo bien la aludida y sus asesores de imagen. Si afronta una campaña electoral con esta actitud tan estirada y caprichosa, va directa a la oposición, como bien parecen haberlo entendido los y las aspirantes a entrar en la candidatura de la gran dama que ya se están dando empujones para colocarse entre los diez primeros de la lista, no vaya a ser que el undécimo se quede en la estacada.
Nadie de este periódico, compañera, le ha dicho a usted que tenga que compartir nuestra línea editorial. Lo que le pedimos es un poco de respeto a un trabajo y a unos cuantos de miles de lectores, aunque sólo sea porque así se lo exige el artículo 20 de la Constitución, ése que habla de la libertad de prensa y que hasta la princesa de verdad, la pequeña Leonor, tendrá que jurar «guardar y hacer guardar» por el artículo 61.

DIFÍCIL DE ENCAJAR
Sondeo en Punta

Ha salido en Viva Punta Umbría una encuesta que da de nuevo a José Carlos Hernández Cansino la mayoría absoluta en unas hipotéticas elecciones municipales a celebrar a día de hoy. Concluye el sondeo –sobre el que sospechosamente no se ofrecen muchos datos técnicos, la verdad sea dicha– que, a la hora de votar, el vecindario se decanta por la persona y no por el partido, y que por esa sencilla razón el actual regidor lo tiene todo de cara para ganarle en las urnas al afamado restaurador Gonzalo Rodríguez Nevado... No me digan que no está nada mal la pullita al PP de Huelva, que –demoscópicamente– le quitaría votos a su candidato puntaumbrieño, ¿verdad? O que se subraye que Amalia Gallardo ya supera en popularidad (en algo más de dos puntos) al dueño de El Paraíso… El morbo por saber cómo queda el patio en Punta Umbría de aquí a un año es enorme, más aún cuando el veterano Guillermo Márquez parece tener fichada a Rocío Vélez para ir como número dos en una lista independiente que puede hacer trizas –en beneficio de Javier Barrero, claro– los sueños de uno de los dirigentes locales, a mi juicio, más desaprovechados por un Partido Popular que no se entera de que no le queda otra que renovarse por completo.
El cese de la dimitida

El alcalde de Bollullos, Carlos Sánchez, asegura que cesó fulminantemente hace unos días a la rebelde Mariola Ramos, a quien de paso el secretario general de los socialistas bollulleros y delegado provincial de Agricultura y Pesca, Juan López, le va a abrir un expediente disciplinario al dictado del secretario de Organización del PSOE provincial, Mario Jiménez. De momento, y después de haber disparado con bala durante el último pleno, Mariola sólo avisa de que no soltará su acta ni con aceite hirviendo, además de puntualizar que no la han cesado, sino que ella ha dimitido. Por lo demás, se la sigue viendo bastante con Mario Valderas, que puede que también sea confinado a los fríos bancos de la oposición donde ya serían 12 los concejales por tan sólo cinco de uno de los equipos de gobierno más endebles de toda la provincia, aunque a Carlos todo esto se la trae al pairo. Él piensa que, mientras no se le espanten Antonio Carrellán y Chari Rosado, no hay el menor problema. Pero a la vista está que cada día son más los que terminan dándole la razón al presidente de Freshuelva, José Manuel Romero, sobre la inconveniencia de dejar a un alcalde como éste en ese sillón.
PIEZAS PERDIDAS

1) El PP de Huelva medita colocar en los primeros puestos de la lista de Pedro Rodríguez a una mujer mucho menos glamourosa pero mucho más política que Manuela Parralo para que, llegado el caso, sea ella la que se bata en duelo en los debates de campaña con la princesa. Si la candidata del PSOE y los que la jalean siguen calificando de «machista» a todo el que ose toserle, puede que se las tenga que ver a partir de ahora con alguien de su mismo género… pero no de su misma condición.
2) Oído en el PSOE: «Ten por seguro que ni Pepe Cejudo ni Ignacio Caraballo van a permitir que se cuele una derrotada en la Presidencia de la Diputación. A ver si no termina como Pepe Juan Díaz Trillo presidiendo el Patronato de Marismas del Odiel…».
3) Ojo con los dossieres urbanísticos, que los carga el mismísimo diablo.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 2 de julio de 2006

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal