09 julio 2006

LECCIONES DE VUELO

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
LAS PIEZAS DEL PUZZLE
Lecciones de vuelo


«No sé, me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy importancia igual a cero al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! –y en esto soy irreductible– no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!».
Un pérfido amigo me recuerda esta cita de Oliverio Girondo por si no tengo temas esta semana para el Rompecabezas y me apetece sacarle punta política a la humorada. «No sé a ti, pero a mí me lleva a hacer algunas lecturas en paralelo sobre las virtudes y defectos imperdonables de ‘la princesa de verdad’ de la política onubense, la candidata del PSOE Manuela Parralo», me insiste.
La vicepresidenta segunda de la Diputación es ya casi un clásico en esta página de domingo, pero les juro solemnemente –tanto a los interesados como a la insigne aludida– que ni voy a citarla cada fin de semana ni le tengo inquina personal alguna. Ocurre que, en esta ocasión, me ha seducido el ingenio punzante del compañero que se ha entretenido buscando estas líneas para pasármelas vía e-mail y, por utilizar el símil futbolístico, sólo tengo que peinar un balón lanzado por uno de esos peloteros de los que ya no quedan...
«A mí me importa un pito que el cabeza de cartel del partido sea un hombre o una mujer; que se presente por vez primera a las elecciones o que haya fracasado hasta en dos ocasiones. Le doy importancia igual a cero a que nuestro candidato sea calvo, luzca una melena rubia digna del mejor cuento de Andersen o tenga barbas del consejero listo de la Junta. Soy perfectamente capaz de soportarle a una número uno la estupidez de campeonato de negarse a responder a las preguntas de un redactor de tu periódico, porque eso además le termina sirviendo para sumar puntos a nivel interno, que es lo que más necesita... ¡Pero eso sí! –y por ahí sí que no paso– no les perdono, de ninguna de las maneras, que cualquier alcaldable del PSOE juegue a perdedor. Si en el fondo piensa que no va a ganar las elecciones, ¡estamos perdiendo el tiempo, por muy seductora que pueda resultar Manuela!».
De veras que no siento animadversión alguna hacia la diputada provincial de Cultura. Lo que sigue dejándome patidifuso es la ojeriza que despierta su nombramiento entre ciertos sectores de la militancia y la dirección socialista de la capital que, a base de anónimos, me permiten completar este puzzle político simplemente copiando y pegando texto. De todas formas, al malévolo comunicante le recuerdo que, en efecto, Girondo se reconocía «incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre», pero después de haber tenido tratos con la etérea María Luisa, lo que le produjo ese shock que le llevaba a afirmar que, «por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando»...
Si Pepe Juan ha sido tu musa volátil (en términos exclusivamente políticos, claro está), amigo internauta, tú follaste más bien poquete, ¿no?
DIFÍCIL DE ENCAJAR
Reconocimiento a Curro

Un viejo conocido, Curro Pérez, acaba de ser nombrado director de campaña del ya ex secretario general de los populares andaluces, Juan Ignacio Zoido, en su lucha por la Alcaldía de Sevilla. Se evidencia de nuevo que en la capital hispalense tienen en altísima estima al antiguo presidente del PP provincial, quien desde luego no tuvo en su día la salida que merecía de la organización local del partido. Fue uno de los mayores damnificados por aquel infausto marzo de 2004 durante el que, en condiciones normales, habría estado al menos luchando por un acta parlamentaria desde el deshonroso quinto puesto al que lo relegaron en la lista con más testosterona que se recuerda. A nadie le clavaron más banderillas negras tras aquel 14-M. Recuerden que Matías Conde, por ejemplo, exigió públicamente que se arreglara aquella disfunción interna que encarnaba Curro, que se largó calladamente a dar clases de Derecho a la sevillana Pablo de Olavide gracias a lo cual ha podido fortalecer amistades como la que le une a Ricardo Tarno, presidente del PP en la provincia vecina. Son las claves de un nombramiento que devuelve a la primera plana de la política andaluza a quien, por pura justicia, nunca debió salir de ella. Un presidente se merece otra cosa.
El otro corte

Ha dicho el alcalde de Rociana, el andalucista José Francisco Gómez Ávila, que se lo está pensando mejor y que puede que termine presentándose de nuevo a las municipales de 2007. «No me quiero ir sin que mi pueblo tenga un servicio de Urgencias las 24 horas», ha asegurado el regidor nada más conocerse que el subdelegado del Gobierno, Manuel Bago, va a poner unas cuantas multas a las familias rocianeras que se jugaron literalmente el pellejo al cortar la A-49 el fin de semana pasado. La protesta era la de siempre, la misma en la que tantas veces se ha podido ver al socialista Amaro Huelva pegadito a la pancarta, así que nadie se extrañe si al final resulta que algunos de los denunciados por la Guardia Civil son militantes o simpatizantes del PSOE que también están hasta la gorra de que la consejera de Salud, María Jesús Montero, haga oídos sordos a las reivindicaciones de este municipio condal. Si mal se le estaban poniendo las cosas al antiguo alcalde para recuperar el poder y soltar la generosa paga de asesor de la Diputación, peor se le pondrán como Gómez Ávila termine presentándose de nuevo. El primer edil parece haber entendido que no hace falta cortar una autovía para preocupar a los despreocupados por la salud de sus vecinos.
PIEZAS PERDIDAS

1) Contentos o (mejor dicho) muy tranquilos se les ve últimamente a los verdaderos dueños de Rumbo 5.0 ahora que, por fin, parece que se han calmado las aguas informativas en la Cuenca Minera. ¿Saben cuál es el secreto? Pues que han cumplido su promesa de presentar un proyecto que despliega ese genuino aroma a pelotazo urbanístico. Ahora falta poner el dinero. Y que a los riotinteños les dé por el hoyo 18.

2) ¿Por qué no le pregunta la oposición almonteña sobre los tejes y manejes del hotel La Malvasía al concejal del equipo de gobierno que tantas veces visitó el complejo? Les daré una pista: es uno de los más jóvenes.

3) ¿Cuántos cargos públicos onubenses se doparán literalmente durante la próxima y exigente campaña electoral? ¿Cogerá algún día la Guardia Civil a los Eufemianos Fuentes de la política provincial?
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 9 de julio de 2006

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal