04 marzo 2007

NI JUEZ NI PARTE; SÓLO COMPAÑEROS

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
Las Piezas del Puzzle
NI JUEZ NI PARTE; SÓLO COMPAÑEROS


Prepárense, tras la absolución de la junta de personal docente no universitario, para la reaparición estelar como candidata a la Alcaldía de Huelva de la socialista Manuela Parralo, estratégicamente semidesaparecida en estas tres últimas semanas de chaparrón informativo durante las que su presencia, logros y deméritos han sido silenciados a conveniencia incluso por ese tropel de teletipos que tanta relevancia le suelen dar luego a cada acuerdo de colaboración suscrito por el área cultural de la Diputación Provincial hasta con los niños cantores de Guayaquil, por el mantenimiento del tradicional Canto de la Ranita Azul y sus innegables imbricaciones con la Huelva colombina.
Tras cerca de un mes rodeada de seda y cuidos, sorda frente a todo lo que aconteciera en el exterior, la mariposa sacará por fin la regia cabeza y saludará a esta primavera adelantada con esa sonrisa —contra la que ni siquiera el Photoshop pudo hacer nada— y el vigor coloreado de sus alas de ensueño, que agitará durante las próximas 12 semanas con denuedo para tratar de llegar hasta lo más alto de la montaña y poder libar así el fruto divino de la flor del poder capitalino, el ambrosía ambicionada también por los más voraces moscardones, que harán lo que sea para cerrarle el paso a la más espléndida candidata, según augura más de un capullo que no romperá en su vida.
Salvo que algún temerario cumpla sus amenazas y ponga el caso Parralo en manos de la Fiscalía, el mismo está cerrado tras esta inequívoca muestra de compañerismo de la junta de personal docente tanto hacia la candidata-profesora del PSOE para la Alcaldía como hacia el delegado-profesor de Educación y número cuatro de la lista (sin olvidarnos, por supuesto, del compañero-director del IES Alto Conquero, en cuyo pellejo sí que no le gustaría estar metido a ningún docente). Y la decisión se entiende humanamente. Porque, a fin de cuentas, son juez y parte; y si ni los perjudicados directos ni los partidos políticos se atreven a ponerle el cascabel al gato, por miedo a llevarse el arañazo y la zoonosis, ¿por qué van a tener que ser ellos los que lo hagan, con lo violento que resultan estas cosas entre colegas y cuando, además, hay unas elecciones a la vuelta de la esquina donde la ciudadanía soberanamente pondrá a cada cual en su sitio?
En todo caso, convengamos en que las explicaciones ofrecidas han sido escasas, hueras y rayanas al absurdo. Porque que se dijera hace semana y pico que al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, le estaba faltando el «talante» de Manuela al invitar a su hijo a una exposición de pintura en Bruselas, son ganas de enredar con una guita. La respuesta convincente que podrían haber dado los socialistas era la que revelaba Martin Sheen en Apocalypse Now, cuando le encargan adentrarse en la jungla vietnamita para detener al enloquecido coronel Kurtz interpretado por Marlon Brando: «Acusar a alguien de asesinato en este lugar es como poner multas por exceso de velocidad en la carrera de Indianápolis». El problema es que estarían hablando los portavoces de una formación política que prácticamente capitaliza los mandos la Administración pública española y, más que una buena excusa, eso sonaría a confesión.
Difícil de Encajar
MEMENTO MORIS

El Día de Andalucía, la presidenta del Parlamento regional, Mar Moreno, recuperaba en su discurso oficial un viejo proverbio tibetano que nos advierte de que «hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece». Los máximos responsables del PP provincial y, sobre todo, del metropolitano (aunque las sinécdoques están de moda) harían bien en recordarlo cada mañana, porque en el PSOE se están tomando muy pero que muy en serio ese objetivo impensable hace sólo cuatro años de acabar con la principal área de influencia popular, para lo que tienen previsto empezar por las ciudades satélites de la capital (Aljaraque, Punta Umbría, Moguer, Trigueros, Gibraleón...) si, en efecto, resulta imposible quitar de en medio a Rodri tras un cambio electoral tan rodeado de polémicas (el plural no es inocente, por supuesto) como el que ha aupado al primer plano a Manuela Parralo en detrimento de José Juan Díaz Trillo... «Recuerda que eres mortal, recuérdalo», exhortaba en la Roma Antigua un siervo fiel a aquel general que paseara por la capital del Imperio a su triunfal regreso. Había que evitar a toda costa que no perdiera sus virtudes por puro ensoberbecimiento ante la multitud. Eso necesita el PP de Huelva. Y lo necesita ya.

SIN PROBLEMA ALGUNO
Sigue desconcertando un pelín la actitud de María Dolores Jiménez, la concejala independiente adscrita al grupo popular del Ayuntamiento de Lepe. Primero fue su desnudo urbi et orbe, por el que imagino que el jurado de la revista Lepe Urbana le haría entrega de los 500 euros de premio anunciados. Desde entonces hasta ahora nos hemos enterado de que es «de izquierdas» (aunque no parece que esté vinculada a PSOE o IU, desde luego); que se va a su casa al final de este mandato asqueada porque «vemos con frialdad cientos de muertos en Irak o guerras en el mundo y no pensamos que, tras esas cifras, hay personas» (¡como si en las municipales de 2003 no hubiera habido tropas españolas en Diwaniya enviadas por Aznar!); que en su despacho tiene un pedazo de póster de las revueltas en la plaza de Tian’anmen; que es lectora sabatina del diario El País (¿se perdería el columnón que le dedicó esta semana nuestro Francisco Ruiz Roldán?), y que ahora está decidida a regalarle a España y al director de Interviú, el amigo Manuel Cerdán, más fotos de su serranía, tras codearse con José María García y Rafael Amargo en el programa del sanjuanero Jesús Quintero... Qué fácil es a veces entrar y salir de la política, ¿no?
Piezas Perdidas

1) Ahora que hasta en el PP se da por hecho que no va a haber tiempo material para que la sentencia por el sabotaje a la televisión municipal de Gibraleón se conozca antes de las elecciones municipales, ¿no sería un buen momento para que el alcalde y candidato socialista, el cimarrón Juan Serrato, diga qué hará en el caso de que (Dios no lo quiera) el ex secretario local de su partido, Juan Antonio Salas, sea condenado penalmente por estos hechos? ¿O es que, ahora que está el proceso tan avanzado, ya no mantiene que esto es un problemilla menor entre dos señales alegales que se entrechocaron por puro azar precisamente la misma mañana en que presentó con Esperanza Ruiz la moción de censura?

2) Tras lo visto y lo sucedido en el Betis-Sevilla del pasado miércoles, ¿habrá quienes se tienten la ropa por haber calentado el partido de esta noche contra el Atlético de Madrid por aquella mano del Kun Agüero en la primera vuelta del campeonato?

3) Dice el PSOE andaluz y onubense que no le gusta la propuesta del federal de poner un policía en cada centro escolar. Normal: todos los responsables educativos, y Manuel Gutiérrez el primero, llevan años quitándole hierro a la violencia escolar.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 4 de marzo de 2007

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

dsdsdsd

04 marzo, 2007 18:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ni derecho a la presunción de inocencia, ni resoluciones absolutorias, nada de nada, a Manuel Becerro no le importa nada, todo le da igual, él juzga y él condena, y lo único que le importa es si la persona a quien acusa tiene carné del PP o del PSOE. ¡Viva la prensa independiente!¡Viva la libertad de expresión! Difama que algo queda, en el mejor estilo del periodismo amarillo al servicio de quien paga.

05 marzo, 2007 20:20  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

A ti ya te dejo llamarme Manolo, sin problema. Saludos.

05 marzo, 2007 20:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ni derecho a la presunción de inocencia, ni resoluciones absolutorias, nada de nada, a MANOLO Becerro no le importa nada, todo le da igual, él juzga y él condena, y lo único que le importa es si la persona a quien acusa tiene carné del PP o del PSOE. ¡Viva la prensa independiente!¡Viva la libertad de expresión! Difama que algo queda, en el mejor estilo del periodismo amarillo al servicio de quien paga.

12 marzo, 2007 20:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal