04 febrero 2008

LAS RAZONES DEL INCOHERENTE

El Rompecabezas Onubense
Las Piezas del Puzzle
LAS RAZONES DEL INCOHERENTE



La democracia consiste en el respeto de todos a una serie de reglas comunes de juego. Bukowski sostenía que la única diferencia con respecto a las dictaduras estribaba en que puedes votar antes de obedecer las órdenes, pero ni como chiste me vale el aserto. Digamos, en todo caso, que me siento condenadamente demócrata, hasta los tuétanos si hay que precisar. Y que simpatizaré siempre con los dirigentes más puntillosos en la observancia de esas normas impuestas a la colectividad, con aquellos agonías que ponen el grito en el cielo cada vez que alguien (por conveniencia política, puro despiste o embriagado de poder) se dispone a rebasar la previsible raya de la corrección democrática delante de nuestras mismas narices.
Viene esto a colación del basilisco en que se ha transformado el secretario general del PSOE de Huelva y número uno de los socialistas al Congreso por esta provincia, Javier Barrero, a cuenta de la decisión de la mayoría popular en el pleno del Ayuntamiento de Huelva de cambiar el reglamento del Defensor del Ciudadano para que lo sea del Onubense —huelga cualquier explicación por parte del equipo de gobierno, que sí que resultaría hilarante— y, sobre todo, con el fin de que su nombramiento dependa única y exclusivamente de la decisión del alcalde, en este caso Pedro Rodríguez, que cual Víctor Muñoz desde hace meses mantiene calentando en la banda a Manolo Rodríguez, el ex portavoz municipal de IU, frito ya por que le dejen al menos darse una ducha fría e irse a su casa.
Tan mal le ha sentado al líder del socialismo onubense esta modificación reglamentaria aprobada (valga la redundancia) reglamentariamente por el pleno municipal que, en un sereno calentón apalabrado con la agencia de noticias Europa Press, no se le ha ocurrido otra cosa mejor que llamarle «cavernícola» a Perico, quien no podemos olvidar que es la misma persona que resultó elegida en las urnas hace ocho meses por mayoría absoluta para seguir siendo alcalde de la capital hasta 2011.
Estando, por lo tanto, de acuerdo en el fondo con la crítica del PSOE, porque no tiene sentido que la ley se cambie con el único objetivo de que sea el alcalde el que nombre directamente a ese
Defensor que ha de proteger al vecino de cualquier decisión ciega que pueda adoptar el poder municipal (a cambio de un estipendio respetable, no soslayemos ese dato), tengo que rechazar también el discurso de Barrero por razones igual de arraigadas en lo más profundo de la conciencia cívica de cualquiera.
Da igual que antepongan lo institucional a lo personal, o viceversa. Es indiferente que estemos ante una simple crítica política. No hay que reducir el lenguaje cafre de la vida pública; habría que extirparlo directamente. Y cambiarlo por coherencia a ser posible. Por ejemplo: no se oyó a Barrero decir ni pío cuando al final del verano de 2006 el Ayuntamiento de Punta Umbría decidió en sesión plenaria —gracias a dos tránsfugas de tomo y lomo— que todos los asuntos fueran directamente a pleno sin pasar por comisión de gobierno; ni tampoco cuando tras las elecciones de mayo la recobrada mayoría socialista votó justo lo contrario. Y al demócrata no le valen las excepciones. Ni permanecer callado para atinar siempre.

Difícil de Encajar
SEGUNDA INCURSIÓN

Aun no siendo el caso, va a parecer que entre los blogs de políticos onubenses sentimos cierta predilección por el de la diputada nacional Fátima Aburto, la feliz esposa del cirujano Javier Ocón que repite como número dos en la lista del PSOE a la Cámara Baja. Esta vez les remitimos a una entrada fechada a 28 de enero, donde hasta por dos veces la candidata escribe con uve de vino el apellido del ministro de Economía y Hacienda del actual Gobierno, don Pedro Solbes Mira. Ya sé que una no puede estar siempre en todo y más cuando en el teclado de los ordenadores la ‘B’ y la ‘V’ aparecen pegadas la una a la otra como a traición, pero es que estamos hablando de un post de hace prácticamente una semana que ha permanecido todos estos días ignorando los umbrales de la ortografía política. Pero insisto: no encuentro interesante la página de la señora Aburto. Me parece mucho más sugerente, por ejemplo, el detalle de que Javier Barrero, en el perfil de su blog, remita directamente al votante-internauta a la Wikipedia para conocer algo más de su trayectoria política y personal; o el saludo a «los cibernautas» de la ‘carga pública’ Cinta Castillo en la web de la cabeza de cartel del PSOE para las elecciones autonómicas donde, por cierto, no figura su edad.¿Tengo yo que admitir el femenino plural? ¿Y los cibernautos qué?

HIPÓTESIS Y VATICINIO

La olla a presión de la política bollullera quiere marcar la campaña electoral en ciernes; pero lo que no puede ser no es, y además es imposible. Con un candidato a la Presidencia de la Junta en liza como Diego Valderas, es impensable que se pueda cerrar un pacto de gobierno este mes entre alguna de las dos fuerzas progresistas y el PP local. Esa caja de Pandora, si es que alguien tiene castañas de abrirla (dispensen mi escepticismo después de tantos años), será siempre tras el 9 de marzo, cuando está por ver cómo queda Bollullos en el mapa político regional. Imaginemos por un momento que se rompe la mayoría absoluta del PSOE pero que IU no obtiene la representación por Huelva, de modo que el que fuera presidente del Parlamento andaluz en la efímera cuarta legislatura de la ‘pinza’ tiene que comandar extramuros de la Cámara legislativa las negociaciones para un pacto, con gente en el grupo parlamentario que no le baila el agua ni a él ni a nadie como el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo. En tal caso, no sería arriesgado apostar por un nuevo pacto entre PSOE y andalucistas (a ver cuántos diputados suma Julián ‘Obama’ Álvarez, que ésa es otra) que resquebrajaría el ‘pacto de progreso’ municipal. A partir de ahí, pónganse siempre en lo peor y no se llevarán desengaños.

Piezas Perdidas


1) ¿Fue puramente electoralista el anuncio el año pasado del Ayuntamiento de Lepe de que montaría por su cuenta un stand en Fitur? Porque un año después, con mayoría absoluta del PP, resulta que sigue haciendo piña con el resto de municipios... Por cierto, ¿será verdad la alegría de Muriel y de la UPyD de Rosa Díez por el hecho consumado de que ni el popular Manuel Andrés González ni ninguno de sus concejales vaya en lista ninguna?



2) Una mala lengua: «Observa bien el proyecto de Manterola para cruzar el Odiel y llegar hasta Punta Umbría sin salir de una autovía... ¿En qué piensas que puede residir realmente tanto interés de la Junta en ese trazado en concreto, que le va a enfrentar tanto a los ecologistas como a todos los partidos de la oposición?».







3) ¿Será María Sacramento capaz de poner en marcha el proyecto esbozado de la oficina parlamentaria del PP de la Costa? ¿Y Lole López Gabarro en el Andévalo minero?



Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 3 de febrero de 2008

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Nombrar al defensor del ciudadano a dedo es una cacicada antidemocrática pues no habrá nigún control sobre la designación por parte del pleno del ayuntamiento, lo cual posibilitará la utilización del cargo por el alcalde de Huelva Pedro Rodríguez para pagar favores pues no olvidemos que es un puesto retribuido, pagado con el dinero de los onubenses. Manolo, me sorprendes que critiques a Barrero por oponerse a esta desverguenza ¿no deberías criticar la decisión de Perico Rodri? Vas a peor, cada vez más perdido, más vendido y más sectario.

04 febrero, 2008 18:48  
Anonymous mupoco ha dicho...

Bollullos está plagado de vallas publicitarias con Diego Valderas junto a una frase, "Por Huelva, para Andalucía".

Ja, ja, ja, ja, ja, ja.

Desde luego, qué cinismo...

09 febrero, 2008 10:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal